El bordado se ha hecho presente en diversas culturas y generaciones, pasando por cada integrante de las familias, que por lo general son mujeres. Y es que este arte es muy complejo y existen muchísimas formas de hacerlo, tanto en puntadas como en diseños.

Si lo que deseas es ampliar tus horizontes en cuanto a bordado, este artículo es ideal para ti.

Hoy traemos para ti 15 puntadas de bordado que puedes aprender de forma práctica, siguiendo esta guía. Amarás lo simple que resultará para ti de ahora en adelante la costura.

1. Pespunte: Ideal para contornos

Esta puntada es una de las más utilizadas; sube desde la parte posterior en el punto 1, luego baja al punto 2. Sube al punto 3, luego regresa al punto 1 y lleva la aguja a la parte posterior.

2. Enrejado

Trabajado en el punto de apoyo, este enrejado es ideal para llenar un área. Intenta coserlo en diagonal para obtener un verdadero enrejado. Cose un conjunto de líneas paralelas de pespunte, manteniendo la longitud de puntada lo más consistente posible. Luego cose otro conjunto de líneas paralelas de pespunte, perpendicular al primero, y con los extremos de los puntos entrecruzados.

3. Puntada de manta (superficie)

Esto es divertido para costuras decorativas o apliques. Intenta mantener constante el espaciado y la altura de la puntada o cámbiala para crear un patrón. Sube al punto 1. Baja al punto 2 y vuelve al punto 3, manteniendo la aguja sobre el hilo de trabajo. Tira del hilo para crear un ángulo recto.

4. Nudo de lingotes

Al principio son difíciles, pero con un poco de práctica, los nudos en lingotes son útiles para crear texturas y hermosas flores en los bordados. Sube al punto 1, luego baja al punto 2 y vuelve al punto 1, manteniendo la aguja a través de la tela. Envuelve la aguja hasta que la envoltura sea tan larga como el espacio entre los puntos 1 y 2. Si no deseas que el nudo quede plano contra la tela, envuélvelo un poco más. Sosteniendo la envoltura con la mano no dominante, cuidadosamente jala la aguja a través del hilo envuelto. Baja al punto 2 y tira del hilo hasta que la puntada quede bien.

5. Cadeneta

Este método simple de pespunte de cadena se trabaja en reversa. Es genial para agregar textura a tus proyectos. Haz una pequeña puntada recta. Sube al punto 1, desliza la aguja debajo de la puntada recta pequeña, luego baja al punto 1. Sube al punto 2, desliza la aguja debajo de la puntada anterior, luego baja al punto 2.

6. Nudo colonial

Si encuentras complicado los nudos franceses, prueba esta alternativa para crear ojos y otros detalles de puntos. Sube al punto 1, forma una C hacia atrás con el hilo y coloca la aguja sobre la C. Envuelve el hilo y luego debajo de la punta de la aguja. Mientras mantienes el hilo de trabajo tenso, baja la aguja en el punto 2 (al lado del punto 1, pero no en el mismo orificio) y tira lentamente hasta que se forme el nudo.

7. Nudo francés

Este es un punto que todos deberían aprender, porque es muy útil. El secreto es mantener el hilo de trabajo tenso mientras lo haces pasar. Ve al punto 1, luego envuelve el hilo alrededor de la aguja dos veces. Sosteniendo el hilo de trabajo con la mano no dominante, baja la aguja en el punto 2 (cerca del punto 1, pero no el mismo agujero) y tira lentamente hasta que se forme el nudo.

8. Puntada de mosca

Esta puntada se puede trabajar como puntadas individuales o en línea. Sube al punto 1, luego baja al punto 2, dejando el hilo suelto. Sube al punto 3, atrapa el bucle del hilo, luego tira para formar una ‘V’. Baja al punto 4.

9. Puntada de escalera

¡Esta puntada es útil para unir costuras cerradas, ya que crea una línea de costura casi invisible!

Saca la aguja aproximadamente 0,5 mm por debajo del doblez en el interior de un lado de la costura. En el lado opuesto de la costura, justo enfrente de donde salió el hilo, entra al punto 1 y vuelve al punto 2. Entra al punto 3 y vuelve al punto 4. Trabaja hacia adelante y hacia atrás en cada lado del costura, y costura alrededor de .5 mm por debajo del doblez. Cada pocos puntos, tira suavemente del hilo para apretar la costura.

10. Lazy Daisy

Usualmente es usado para pétalos de flores, este punto también es ideal para bordar semillas pequeñas. Sube al punto 1 y luego vuelve dejando un pequeño bucle. Sube por el lazo en el punto 2, luego baja al punto 3 (al lado del punto 2, pero no en el mismo agujero).

11. Puntada picot

Para crear flores, hojas, plumas y más en tus bordados, la puntada de picot es la elección perfecta. La base está anclada a la tela, pero el resto de la puntada está tejida y libre del material.

Coloca un alfiler de costura con una cabeza grande verticalmente a través de la tela. Levanta la aguja en el punto 1. Coloca el hilo de trabajo detrás de la cabeza del pasador y vuelve a bajar en el punto 2. Vuelve al punto 3 al lado del pasador y centrado entre los puntos 1 y 2 como sea posible. Coloca el hilo de trabajo detrás de la cabeza del pasador y luego pasa la aguja por debajo, por encima y por debajo de los tres hilos verticales. Empuja el hilo hacia arriba. Ahora, desde el lado donde sale el hilo de trabajo, pasa la aguja por encima, debajo y por encima de los hilos verticales. Repite, tejiendo hacia adelante y hacia atrás, ajustando el hilo hacia arriba cada vez. Cuando la forma esté llena, lleva la aguja a la parte posterior de la tela.

12. Whipped spider web

Fiel a su nombre, este punto parece una telaraña, pero también hace maravillosas formas de flores. Comienza con una base de cuatro puntos cruzados, creando ocho radios. Acércate al centro, entre dos radios. Desliza la aguja debajo de los radios 1 y 2 sin pasar por la tela. Pasa la aguja por el radio 2, luego desliza la aguja por debajo de los radios 2 y 3. Continúa alrededor de todos los radios varias veces hasta que se llene la red.

13. Rose stitch

Comienza con tres pequeños puntos paralelos para formar el centro. Usa puntadas de vástago alrededor del centro, trabaja en círculos y aumenta la longitud de la puntada hasta que la rosa alcance el tamaño deseado. Experimenta usando materiales como hilo o cinta.

14. Puntada de satén

Cuando desees llenar un área con un acabado liso, esta puntada es la elección ideal. Se trabaja mejor en áreas pequeñas, porque si los puntos son demasiado largos, pueden engancharse. Sube al punto 1, luego baja al punto 2. Sube al punto 3, luego baja al punto 4. Repite. Siempre trabaja los puntos de sutura en el área que estés llenando, viniendo en el lado opuesto donde bajó la aguja.

15. Stem stitch

Aunque puede llevar algo de práctica, la puntada de vástago es ideal para contornos con textura. Sube desde la parte posterior en el punto 1, luego baja al punto 2. Antes de tirar de la puntada cerca de la tela, sube al punto 3 con el hilo suelto debajo de la aguja. Tira del hilo hacia abajo, luego repite. Sube desde la parte posterior en el punto 1, luego baja al punto 2. Antes de tirar de la puntada cerca de la tela, sube al punto 3 con el hilo suelto debajo de la aguja. Tire del hilo hacia abajo, luego repite.

¡El bordado es, sin duda, una obra de arte al alcance de todos!

https://www.facebook.com/dangdep12345/videos/281475999121419/UzpfSTEwMDAwMDg5NDgzNTg0MToyMDcwNjY5MjY5NjM5NTQ3/

Si te gusta nuestro contenido por favor dale Me Gusta a nuestra página!

Fuente: Molliemakes.co